¿Por qué es importante los sistemas de gestión de edificios?

Compartir por:
WhatsApp
Facebook
Twitter

A medida que el mundo avanza, también lo hace la forma de gestionar nuestros edificios e instalaciones. En el pasado, los sistemas de gestión de edificios (BMS) se utilizaban simplemente para supervisar y controlar el entorno de un edificio. Ahora, sin embargo, desempeñan un papel mucho más importante a la hora de garantizar la seguridad y la eficiencia de una instalación.

Un sistema de gestión de edificios es un sistema informático que supervisa y controla los equipos mecánicos y eléctricos de un edificio. Se utiliza para regular la temperatura, la iluminación, la ventilación y los sistemas de seguridad de un edificio. Los sistemas BMS también se utilizan para gestionar el consumo de energía de un edificio y para controlar a sus ocupantes.

Las ventajas de contar con un sistema de gestión de edificios son numerosas. Quizá la más importante sea que un BMS puede ayudar a mejorar la eficiencia energética de un edificio. Al supervisar el consumo de energía de un edificio, un BMS puede identificar las áreas en las que se desperdicia energía y tomar medidas para corregir el problema. Como resultado, un edificio puede ahorrar dinero en sus facturas de energía.

Además de ahorrar dinero, un BMS también puede ayudar a mejorar la calidad del aire interior de un edificio. Al supervisar el sistema de ventilación de un edificio, un SGE puede garantizar que el edificio recibe la cantidad adecuada de aire fresco. Esto puede ayudar a reducir la propagación de enfermedades transmitidas por el aire y mejorar la calidad general del aire en un edificio.

Otra ventaja de un BMS es que puede ayudar a mejorar la seguridad de un edificio. Al supervisar el sistema de seguridad de un edificio, un sistema de gestión de edificios puede ayudar a disuadir la delincuencia y a responder rápidamente a cualquier infracción de seguridad. Además, un BMS puede utilizarse para supervisar el sistema de alarma contra incendios de un edificio. Esto puede ayudar a garantizar la evacuación de un edificio en caso de incendio.

Por último, un BMS puede ayudar a mejorar la eficiencia general de un edificio. Al coordinar los distintos sistemas de un edificio, un BMS puede ayudar a garantizar que el edificio funcione con la máxima eficiencia. Como resultado, un edificio puede ahorrar dinero en sus costes de funcionamiento.

Hoy en día existen muchos tipos diferentes de sistemas de gestión de edificios en el mercado. El tipo de sistema que elija dependerá de las necesidades específicas de su edificio. Sin embargo, todos los sistemas BMS comparten un objetivo común: mejorar la eficiencia de tu edificio.

Potencia las funcionalidades de tu edificio con las soluciones de Datec